La Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) es un organismo que se encuentra bajo la órbita de la Secretaría de Cultura de la Nación y tiene como objetivo fomentar el fortalecimiento de las bibliotecas populares -en tanto organizaciones civiles-  e impulsar su valoración pública como espacios relevantes para el desarrollo comunitario y la construcción de ciudadanía. Su función es orientar y ejecutar una política gubernamental para favorecer el carácter autónomo de las bibliotecas populares, un movimiento social único conformado por casi 2.000 bibliotecas y 30.000 voluntarios que,despliegan sus acciones en todo el país. 

La Comisión se creó en 1870 con la promulgación de la Ley Nº 419, impulsada por Domingo Faustino Sarmiento, para fomentar la creación y el desarrollo de las bibliotecas populares que difunden el libro y la cultura. Su creación se inspiró en los Clubes de Lectores, ideados por Benjamin Franklin en 1727 en la ciudad de Filadelfia, y en las experiencias estadounidenses de creación de bibliotecas en las aldeas y ciudades.

La primera biblioteca popular nació en San Juan en 1866, provincia natal de Sarmiento.