A 49 años de la muerte del escritor Leopoldo Marechal, recordamos su paso por la Biblioteca Popular Alberdi del barrio porteño de Villa Crespo en la que trabajó entre 1919 y 1923.

Leopoldo Marechal tenía 19 años cuando empezó a trabajar como bibliotecario. Era agosto de 1919, aún no había publicado Adán Buenosayres -su obra más relevante y una de las novelas más importantes de la literatura argentina del siglo XX- estudiaba para ser maestro, era un lector voraz y aficionado a la escritura. 

Unos meses antes, la muerte de su padre, obrero de una fábrica de hormas de Villa Crespo, le había marcado el rumbo. "Era una época en la que era muy común que al fallecer el padre se empleara a alguien de la familia para ayudarla -explica Eduardo Horacio Bolan, presidente de la Biblioteca Popular Alberdi- Le tocaba a Leopoldo trabajar en la fábrica porque era el hijo mayor, pero tomaron a su hermano y a él lo emplearon en la Biblioteca Alberdi" que tenía como presidente a Francisco L. Bavastro, el dueño de la fábrica. 

Allí, Leopoldo comenzó a trabajar por las noches, ya que la biblioteca abría sus puertas a las siete de la tarde  y recibía, en su mayoría, a obreros que trabajaban en la zona. Su salario como bibliotecario era módico, "un pequeño sueldo" que equivalía a diez cuotas sociales de la biblioteca, según consta en el libro Biblioteca Popular Alberdi. Recorridos por su historia.

En esas tardes y noches recomendaba libros, hacía trabajos de catalogación y también aprovechaba para leer el variado material con el que contaba la biblioteca. El reconocido compositor y promotor musical Ben Molar contó alguna vez que tenía un recuerdo imborrable de aquel Marechal bibliotecario que le recomendaba libros cuando él era un niño que iba a segundo grado. Otros testimonios sitúan a Leopoldo cargando cajas en una de las mudanzas de la biblioteca o haciendo a mano, y por triplicado, la catalogación de libros.  

Fue también allí, en la Biblioteca Popular Alberdi, donde escribió algunos poemas que en 1922 fueron incluidos en el poemario Los aguiluchos, su primera obra publicada. Un año después, cuando ya era un escritor en ascenso, renunció a su cargo de bibliotecario para dedicarse de lleno a la escritura. 

Así, luego publicó, entre otros, los poemarios Días como flechas (1926); Odas para el hombre y la mujer (1929); Laberinto de amor (1936); Descenso y ascenso del alma por la belleza (1939); Sonetos a Sophia (1940) y Heptámeron (1966); las obras de teatro Antígona Vélez (1951) y Las tres caras de Venus (1966); sus novelas Adán Buenosayres (1948); El banquete de Severo Arcángelo (1965) y Megafón o la guerra (1970).

C1_Marechal

 

Poco después de su salida de Biblioteca Alberdi se  consagró como escritor, pero sus años como bibliotecario quedaron en su recuerdo. Justamente, en Megafón o la guerra, Marechal regresó -con algunas licencias literarias- a esos años juveniles a través de dos personajes: el que le da título a la obra y el de un bibliotecario. En las primeras páginas de la novela escribe: "Conocí a Megafón en 1921 en la Biblioteca Popular Alberdi que yo dirigí hasta 1923 y que funcionaba en la calle Camargo de Villa Crespo (...) Por las noches y con una regularidad que habría encarecido Sarmiento, el aprendiz de aserrador se instalaba en la biblioteca; hundía en el catálogo mugriento su rostro cortante y voraz de ave nocturna; me señalaba luego con la enlutada uña de su índice un título borroso; yo hacía descender hasta sus manos el volumen elegido". 

Y luego continúa: "aquel niño lector arreaba con todo, ciencias, artes y letras en un desorden que favorecía no poco el mismo tenor de la Biblioteca Popular Alberdi, cuyo acervo bibliográfico enriquecido por frecuentes y arbitrarias donaciones, todo lo proponía, cambalache revuelto, desde la Poética de Aristóteles hasta un tratado anónimo de logística militar".  

...................................................................................................................................................................................................

La poesía de Marechal

En todas las bibliotecas populares del país se puede encontrar el libro Leopoldo Marechal. Obra poética editado por Leviatán y la CONABIP. El material recopila todos sus poemarios y ofrece una biografía del escritor.